La calidad de la Educación Superior es el resultado de un fuerte y continuo compromiso que abarca a todas las áreas de nuestra institución. Ello nos permite generar ciertas expectativas sobre nuestros alumnos y brindar una capacitación y formación de excelencia. Las mismas se detallan a continuación.

• La resolución de problemas propios de su campo científico.
• La comunicación.
• El trabajo de campo.
• El ejercicio de liderazgo.
• El manejo de nuevas tecnologías.
• El diseño, el desarrollo y la evaluación de proyectos.
• La administración eficiente de recursos y medios.
• El compromiso con las necesidades de la comunidad.

• Autonomía.
• Crítica.
• Iniciativa.
• Apertura.
• Flexibilidad.
• Disposición hacia el trabajo continuo.

• Alta calidad académica.
• Clima institucional agradable.
• Valores.
• Sustento tecnológico.
• Creatividad en la implementación de Planes de Estudio y Programas.
• Pasantías y Prácticas Profesionales.
• Articulación con Universidades.